Un atentado con molotov en la madrugada.

Desconocidos forzaron el portón del garage para tirar el dispositivo explosivo que provocó que se prendiera fuego en una maceta, junto al auto guardado.

En el medio de la confusión, los habitantes de la casa reaccionaron y lograron apagar el incendio e impidieron, de esta manera, que el auto se incendie. Al mismo tiempo llamaron al 911, a la espera de los policías de la comisaría 5ª, quienes llegaron minutos después de las cinco. El matrimonio Stachioli, víctima del ataque, se encontraba con dos de sus hijos y un nieto. Stella, la mujer, indicó a Diario UNO: “No entendemos el motivo. Había dos autos más en la vereda. Te queda la angustia o el miedo de pensar por qué o quién. Queremos pensar que fue al azar”. Por último, señalaron que no pudieron realizar la denuncia y aclararon: “Los policías nos dijeron que debíamos ir el lunes (por hoy), a denunciar”.

 
 
 
Volver a Noticias
 
lalal
Otro Producto de Medios y Empresas