https://santafenoticias.com/wp-content/files_mf/15525609951.jpg
 

Rafaela | Avanza el parque fotovoltaico y los cambios en el código urbano.

 

En la mañana de ayer, el Concejo Municipal recibió la visita de funcionarios del área de Desarrollo Urbano, Bárbara Chivalero, Mariana Nizzo y el titular de la cartera, Carlos Maina. Se abordaron dos temas que están en la agenda legislativa: la excepción del non edificandi que existe en la Variante de la 34 para que una empresa -en el caso de que gane la licitación- pueda construir un parque fotovoltaico de 60 ha. Y, por el otro, la posibilidad de generar cambios en el Código Urbano, un reglamento que determina la forma en que se debe construir en nuestra ciudad.

El primero de los temas lo había subido el Ejecutivo para que sea tratado en una extraordinaria. Pero el Cuerpo Legislativo decidió postergarlo hasta tener más detalles. El segundo, quedó pendiente del año pasado. Según Maina, todas las dudas quedaron despejadas y quedaron en condiciones de recibir despacho para la semana que viene.
Maina, ante la prensa, aclaró con respecto al parque fotovoltaico que hasta ahora «es una posibilidad», dado que se sabrá recién a mitad de año si la empresa gana o no la licitación de Renovar 3, un plan nacional de energías renovables. Pero, en el caso de construirse, junto al gasoducto, darán garantía a la matriz energética de la ciudad por varios años, dado que la energía solar aportaría 10 Mv. a la ciudad, es decir, energía suficiente para entre 5000 y hasta 8000 viviendas. Tengamos en cuenta que, en la actualidad, Rafaela cuenta con unos 30.000 catastros.

Los paneles solares se podrían instalar bien cerca del paso del desvío de la 34. De allí la necesidad de evitar el non edificandi, aunque quedaban algunas dudas sobre si era necesario o no, porque no eran viviendas, sino una instalación. «Pero para que no quede ningún tipo de dudas es que decidimos hacer el proyecto», indicó Maina. Los terrenos a utilizar se encuentran a 2 km al suroeste del Cementerio y pertenecen a los dueños que donaron terrenos para que la UNRaf pueda tener su campus. Esa zona se habilitaría para lotearse recién dentro de unos 30 años. Justo, el tiempo que estaría habilitado el parque fotovoltaico.

En diálogo con «Algo dirán» (Radio Galena, 94.5 Mhz), el funcionario mencionó que el plazo de obra (en el caso de construirse) sería de 10 meses, necesitando como mínimo 50 obreros y como máximo unos 200 -en alguna etapa- a la hora de armarse. «Después también genera mano de obra, pero no sé cuántos operarios serían para mantener el emprendimiento». ¿Cuánto es la inversión? «Es mucha plata. Eso no aparece especificado. Son muchos millones de dólares», dijo Maina, sin precisar.

En «Algo dirán», Maina anticipó que uno de los cambios del Reglamento de Edificación es que «habrá un capítulo de energías renovables o alternativas, y plantearemos algún tipo de beneficio en el caso de que las personas lo incorporen». «Este parque también dejará una impronta en la ciudad para el futuro», completó.

INTERES POR EL  CODIGO URBANO
«Se trabajó casi un año con todas las instituciones, inclusive el Concejo. No fue fácil, pero se logró una síntesis en septiembre del año pasado. Después nos llevó uno o dos meses en el DEM en traducir eso en una ordenanza. En diciembre la agenda del Concejo siempre es complicada y por eso se demoró», dijo Maina.

«Hay varios emprendedores preguntando cuándo salía la modificación, porque aparentemente hay proyectos que están pensados para el nuevo Código», agregó Maina en Radio Galena. Recordemos que estos cambios permitirían construir edificios de hasta 31 metros de altura (9 pisos) en los bulevares fundacionales  Lehmann (hasta Brasil y Salva), Bv. Roca (hasta la ruta 34), Bv. Yrigoyen (hasta Fanti y Remedios de Escalada) y Bv. Santa Fe (hasta Roque Sáenz Peña). «También posibilitar que en el famoso triángulo, donde hoy se permiten edificios en torres, también se permitan hacer algunos de una altura intermedia», completó Maina.

 
 
 
Volver a Noticias
 
lalal
Otro Producto de Medios y Empresas