De lleno en la arena política, y a menos de dos semanas de las PASO, la intendenta Mónica Fein descartó de la compulsa electoral santafesina al macrismo y aseguró que la cosa será entre dos, el Frente Progresista o el peronismo. “Cambiemos ha desilusionado a la gran masa de personas que lo había votado”, consideró la precandidata senadora del Departamento Rosario en diálogo con Rosariol12. No hay un escenario de tercios para Fein, quien entiende que Cambiemos arranca desde el tercer lugar. Por otro lado, adelantó que, en caso de ganar la elección, peleará para que a Rosario se le reconozca la autonomía municipal, punto que ya reclamó en más de una oportunidad en su rol de mandataria.

Entre la gestión y la campaña se mueve la intendenta. Rosariol12 la encontró en una visita a la ciudad de Funes, donde apoyó la precandidatura a intendente del radical Juan Ignacio Rímini, sobrino del ex intendente, Juvenal. Apuesta el progresismo a recuperar la ciudad que hoy gobierna Cambiemos, de la mano de Diego León Barreto, y que supo liderar entre 2003 y 2015, cuando la ex mandataria Mónica Tomei decidió abandonar el Frente y asociarse al PRO. Antes de participar de un acto en el aeropuerto Islas Malvinas, Fein remarcó que el macrismo “no tiene respuesta para los problemas que tiene Argentina y tampoco tiene respuesta para los problemas que tiene cada ciudad”.

Y en ese sentido, circunscribió la pelea electoral a la rivalidad de dos actores. “El peronismo siempre ha sido un actor importante en la provincia”, arrancó la intendenta, para luego ahondar: “Muy probablemente el Frente Progresista tenga que discutir el futuro con el peronismo”. En el Frente Progresista de Rosario manejan encuestas que hablan de un corrimiento de votos en comparación a lo que fue la elección legislativa de 2017. Leen que la mayoría de votos que recibió Cambiemos ya no es tal y los desencantados viran, como antes, hacia el progresismo. Mostrarse renovados y relativizar lo de ciclo agotado, es parte de la estrategia ahora.

“Nos dicen si no estamos agotados después de 30 años. El peronismo tiene 70 y gobernó muchísimo, y otros se han agotado en solo tres años”.

“Es una oportunidad que tiene la ciudadanía, si quiere continuar con estos once años y medio de este Frente Progresista que viene haciendo escuelas, hospitales, infraestructura, que realmente ha invertido mucho en la provincia o quiere volver al peronismo que nos ha gobernado durante muchos años y también los conocen y ha gobernado el país, y hoy están juntos, los que gobernaron el país con los que también gobernaron la provincia y fueron actores de hechos que cuestionamos mucho como la privatización del Banco Santa Fe o tuvieron interés de privatizar empresas del Estado”, amplió Fein, en un intento por identificar al rafaelino Omar Perotti con el kirchnerismo, sectores que tejieron una alianza en el cierre electoral.

Fein no dudó que luego del 28 de abril, las cosas se van a “acomodar” y quienes serán rivales en pocos días luego podrán “salir juntos” en pos de alcanzar el triunfo en las generales., “Hay un voto de confianza más allá de los que en algún momento pensaron que el gobierno de Cambiemos podía ser una opción, me gusta porque en Rosario nos dicen que si después de 30 años, entonces no estamos agotados. Yo digo, el peronismo tiene 70 y ha gobernado muchísimo y algunos se han agotado en tres años”, apuntó la intendenta, quien confía que el progresismo verá “una oportunidad de la ciudadanía de reconocer el esfuerzo que viene haciendo el Frente”.

“La ciudadanía no tiene un voto cautivo de nadie, vota pensando en cómo va a vivir mejor, en su familia y su ciudad. Creo que el Frente va a hacer una muy buena elección y va a ser la opción de alguno posterior a la interna. Nosotros podemos dar cuenta de las transformaciones que hemos hecho en la provincia, espero ser senadora para luchar por la autonomía, el Ente de Coordinación Metropolitana también debería formar parte de la Constitución para poder pensarnos mucho más como región y potenciarnos en todas nuestras capacidades”, cerró Fein.