Santa Fe | Los Sin Techo a LT9: “El hambre y la desigualdad son las formas más crueles de violencia”

 

José Luis Salazar, miembro del Movimiento Los Sin Techo, dialogó con LT9 sobre las últimas cifras que indican que en la Argentina el 48% de los niños, niñas y adolescentes está bajo la línea de pobreza, según un informe de Unicef.

José Luis Salazar, miembro del Movimiento Los Sin Techo, dialogó con LT9 sobre las últimas cifras que indican que en la Argentina el 48% de los niños, niñas y adolescentes está bajo la línea de pobreza, según un informe de Unicef.

“Estas cifras alarman, avanzan, preocupan, avergüenzan y humillan porque una ciudad, un país, no puede mantener estos índices tan altos de exclusión, de pobreza y marginación”, indicó el referente social santafesino respecto a los 6,3 millones de menores de 18 años que en nuestro país carece de uno o más de los derechos básicos, como educación, protección social, vivienda adecuada, saneamiento básico, acceso a agua potable y un hábitat seguro.

“Sabemos cuál es el camino de estos chicos, porque si la mitad son pobres e indigentes, sabemos cuál es el rumbo que le damos. No hay que ser sociólogo para darse cuenta a donde los estamos llevando”, sostuvo en comunicación con Adrián Brodsky y Carina Bolatti en Dame Radio.

El avance de la indigencia

“Nosotros venimos diciendo que vemos avanzar la indigencia sostenidamente, es obsceno que la indigencia haya avanzado de la manera que avanzó”, apuntó Salazar en otro tramo de la entrevista.

Y luego explicó que “hoy una familia con dos chicos y dos adultos necesitan 9.200 pesos para alimentarse. Es decir que para que las 1880 calorías que necesitan los chicos les lleguen y las 2770 les lleguen a los adultos precisan 9.200 pesos que no los tienen porque con la Asignación Universal se pueden obtener 3.500 pesos y como la changa -de albañil, de ama de casa, de pintor, desapareció les faltan 5000 pesos”.

“Ahí es cuando se consolida la pobreza perpetua, se consolida la sensación de escasez de aquella mamá que no sabe si sus chicos comen o no. La gente tiene hambre, eso es peligroso”, agregó al tiempo que indicó: “Este año tuvimos que poner un cartel en la puerta del Colegio Mayor porque no teníamos más para dar de comer”.

Consultado sobre el nuevo protocolo represivo que flexibiliza el uso de las armas por parte de las fuerzas de seguridad y su relación con la violencia, Salazar reflexionó que “el hambre, la mala alimentación y la desigualdad representan las formas más crueles de violencia”

Y añadió que “hasta que no se resuelva la exclusión y la inequidad dentro de la sociedad será imposible erradicar la violencia. Se acusa de violencia a los pobres, pero sin igualdad de oportunidades se genera un caldo de cultivo que tarde o temprano explota. El sistema social y económico es injusto en su raíz. Esta cultura de la economía ha generado una cultura de violencia que es la cultura de la marginalidad”.

 
 
 
Volver a Noticias
 
lalal
Otro Producto de Medios y Empresas